Silla Cesca







El post que me he animado a escribir hoy viene inspirado por el blog de Nazaret, Misterios DECO  (si no lo conocéis os animo a entrar, aprenderéis mucho mucho sobre decoración). Desde que Nazaret abrió su blog hace unos meses, me enganchó, leyéndolo me di cuenta de la importancia que tiene la información de calidad en un blog. Ya hay millones de blogs con mucha paja que no dicen nada, con fotos y más fotos e inspiraciones y más inspiraciones, pero para eso tenemos Pinterest, ¿no creéis? No quiero que nadie se sienta ofendido, cada cual es libre de escribir y utilizar su blog para lo que quiera y necesite (yo misma he escrito algunos post de inspiración que me han servido para organizar mis ideas para futuros proyectos), pero como una gran enganchada de los blogs que soy, cuando visito un blog si al cerrar la página he aprendido algo tened por seguro que volveré. Bueno yo y creo que mucha gente. Nazaret en su blog me ha enseñado muchas cosas de decoración que no sabía y que en muchos pero muchos blogs de decoración ni siquiera se habla. Ella me ha inspirado a escribir este post y es por eso que hoy os quiero hablar de un elemento decorativo antiguo que hoy día está muy de moda y que pronto encontraréis en mis fotos (si consigo avanzar con la decoración de la casa que me tiene loca!): La silla Cesca. Esta silla ha llegado a mis manos heredada de mi suegra, al principio no reparé mucho en ella pero al ponerme a investigar su procedencia y un poquito de su historia he pensado que sería interesante contaros una pequeña reseña de ella y enseñaros algunas decoraciones de hoy en día en las que se usa.


Esta silla fue diseñada en 1928 por Marcel Breuer. Fue revolucionario en la época ya que abandonó la forma de cuatro patas que la gente acostumbraba a ver en una silla. El diseño nuenca fue patentado, aunque Breuer firmó un contrato con el grupo Knoll para que comercializaran su silla. Esto ha dado lugar a que nacieran miles de imitadores al rededor del mundo aunque eso no cambió el hecho de que más de 250.000 sillas Cesca se hayan vendido desde 1928.

Design Sponge


La mezcla del acero de la estructura con la madera y paja de viena entrelazada le da un aspecto más rústico, aunque no por ello menos sofisticado. Podéis encontrarla con mil variantes y, lo más visto ahora es tapizar la zona del asiento con una tela colorida y moderna, como vemos en la foto de arriba. Lo que más me gusta de ella es el resultado al mezclarla con un estilo luminoso y colorido, le da ese toque ecléctico y único que muy difícilmente podremos conseguir en una decoración.

Mi Casa Revista


A Beautiful Mess


¿Qué os ha parecido? ¿La habéis visto en alguna casa de abuela o madre? Yo la veía en casa de mi suegra durante mucho tiempo y la verdad que no reparé en ella ni vi el potencial que tenía hasta hace poco. ¡La disfrutaré mucho mucho!

2 comentarios:

  1. Ay Abigail... leer tus palabras nada más abrir los ojos ha sido un chute de emoción y energía maravilloso. Me alegro MUCHÍSIMO de que mi blog te inspire para crear contenido. Yo solo me limito a compartir lo que he ido aprendiendo gracias a otras personas que han puesto su experiencia y conocimiento a disposición de los demás. Así que por qué no voy a hacer yo lo mismo. A más siga aprendiendo, más seguiré compartiendo. Y si encima hay gente que reconoce el trabajo ajeno con palabras tan bonitas como lo has hecho tú pues lo hago aún con más ganas <3 De verdad, ¡gracias!

    Con respecto a la silla cesta, no es de mis favoritas pero porque a mí el metal cromado no me gusta mucho. Pero eso no quiere decir que no reconozca que es un diseño fantástico y muy original. No conocía su historia y me ha encantado como lo enfocaste. Tenéis mucha suerte de tener una :) A ver cuando podemos ver unas fotos instalada en vuestra casa :D

    Un abrazo enorme chicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

¿Qué te ha parecido?