DIY | Cuadro de colores con efecto óptico sobre contrachapado




Después de un fin de semana de buen tiempo y bricolaje qué mejor en un lunes que enseñaros un nuevo "hazlo tú mismo" lleno de color. Quiero darle a nuestro salón unos toques de colores pastel sobre una pared de color blanco. Aún no tenemos la pared pintada, ni alguno de los muebles remodelados ni cambiados pero creo que este cuadro refleja muy bien lo que quiero conseguir.

La inspiración surgió de una mezcla de un post de uno mis blogs favoritios: Vintage Revivals; y de un pin de dibujo geométrico que encontré un día en Pinterest (si me seguís en Pinterest podréis ver que uno de mis tableros se llama Love Prints, en él tengo otra gran cantidad de ideas que estuve barajando para hacer en este cuadro, quizá alguna os inspire, aunque yo al final me decanté por esta).

Los que nunca os hayáis animado a pintar porque penséis que sois pésimos y que un monigote es lo único que sabéis hacer os digo: ¡No es cierto! Si os apetece hacer algo chulo comprad unos acrílicos y un lienzo y dejar volar vuestra imaginación! No tiene porque ser Las Meninas de Velázquez, simplemente algo que refleje lo que sois y lo que os apetece tener por casa. Yo nunca me he atrevido a pintar y, creo, que después de este cuadro me animaré a hacer bastantes cositas más. Así que lo dicho, ¡manos a la obra!

¿Qué hemos utilizado para realizar este cuadro?

-Contrachapado de 120 x 60 cm: demasiado largo para lo que quería hacer así que utilicé también...
-Sierra de calar con hoja de madera para cortarlo a un largo de 80 cm.
-Metro.
-Lápiz.
-Regla.
-Lija de grano medio.
-Pinturas: sinceramente chicos en un principio tenía pensado utilizar un mix de pinturas que tenía aquí en casa, tanto para aprovecharlas como para hacer nuevas combinaciones entre ellas y sacar nuevos colores: acrílicos de pared, de muebles que utilizamos anteriormente, sprays... Aunque no fueron suficientes. Por eso, compramos en dos tandas Pintura Chalk Paint de la Pajarita y acrílicos de las tiendas Sostrene Grene, ambos con grandes resultados que os recomiendo. 
-Pinceles de distintos tamaños.
-Cinta carrocera de alta calidad: súper importante!! En los primeros colores utilicé una cinta carrocera de baja calidad, bastante baratucha, y la pintura se me colaba debajo, al quitarla la pintura no quedaba un corte recto y limpio que, al fin y al cabo, es la idea principal. Compré una cinta carrocera un poco más cara y me mereció la pena el resultado.

No son muchos materiales, ¿verdad? De hecho muchos de ellos ya los tendréis en casa. Los comprados habrán salido por un total de 20 €, un precio bastante razonable si lo que acabaréis teniendo en vuestra casa es una pieza de arte única. 





El primer paso será marcar por dónde queremos cortar. En nuestro caso a 80 cm.



El segundo paso será cortar la madera con la sierra de calar. Por supuesto si disponéis de otras herramientas como sierra de mesa o herramientas más sencillas como segueta las podéis utilizar. Con una sierra de mesa el resultado del corte será más limpio, con una sierra de calar o una segueta habrá un poco más de irregularidad. Nada que no podamos arreglar con un poco de lija.



Una vez tengamos nuestra pieza preparada, lijada y cortada, podemos empezar a "dibujar". Antes de empezar, si es un dibujo geométrico, debemos tener muy claras las medidas de cada cuadro y línea, dónde va el corte, etc. Aquí una muestra de cómo he dibujado con lápiz las líneas que darán forma al dibujo geométrico final.




Ya tenemos el dibujo, ahora sólo queda empezar a pintar. Podéis seguir el print que hayáis elegido de inspiración como guía para elegir los colores o podéis simplemente emplear vuestra imaginación, utilizar los colores o tonos de una de las habitaciones donde colguéis el cuadro y empezar a pintar.

Elegiremos los espacios donde irá uno de los colores y lo delimitaremos con cinta carrocera. Pintaremos encima, esperaremos que seque un poco y quitaremos la cinta.












Así cuadrito a cuadrito hasta que terminemos. El toque final que yo he querido darle ha sido con un acrílico de color plateado perfilar todas las líneas, dándole a tanta perfección de líneas un toque un tanto despreocupado y a mano alzada.



Este es el resultado final, ¿qué os parece? Ahora sólo falta esperar que seque y borrar las líneas guías a lápiz que sobran en el dibujo y tendremos nuestra pequeña obra de arte. Espero que disfrutéis de esta nueva experiencia tanto como yo! Estaremos encantados de escuchar vuestros comentarios, opiniones y preguntas. Y, si queréis enseñarnos vuestros proyectos querremos siempre verlos a través del hashtag #diyambo en Instagram! :D



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?